Caldo Tlalpeño: origen de este platillo muy chilango

Facebook
Twitter
Whatsapp

Dicen que nació como un remedio para la cruda del presidente Antonio López de Santa Anna.

A pesar de que el nombre del Caldo Tlalpeño cuenta que es originario de Tlalpan, en la capital; Veracruz y Jalisco también se disputan su autoría. Lo cierto es que el Caldo Tlalpeño satisface no solo el apetito, sino el alma con su queso derretido, aguacate y ese sabor picante producto del chile chipotle.

De igual forma, aunque es un consomé tradicional mexicano que generalmente contiene pollo, tiene muchas variantes; a veces se sirve con res, otras con arroz y en algunos lugares con garbanzo. Y a pesar de que su nombre indica que es un platillo originario de Tlalpan, en la Ciudad de México, otros estados reclaman su invención.

Cuenta la leyenda que este platillo surgió en el siglo XIX para curar una cruda del entonces presidente Antonio López de Santa Anna, entre 1833 y 1855. De acuerdo al cronista de Tlalpan Manuel Valdespino en entrevista para El Universal, lo que antes fue el antiguo pueblo de San Agustín de las Cuevas, cambió su nombre por el de Tlalpan en 1827 y a partir de esa fecha, sus pobladores fueron conocidos como tlalpeños.

Asimismo, se sabe que Santa Anna tenía una casa de descanso en Tlalpan y no se perdía las fiestas de Pascua del Espíritu Santo, famosas por sus peleas de gallos, apuestas y un sinfín de excesos. Incluso algunos historiadores cuentan que tenía su propio criadero y organizaba en su casa las peleas de gallos apostando onzas de oro y plata.

Según se cuenta, después de una de esas fiestas “de carrera larga” en Tlalpan, Santa Anna tenía una poderosa resaca, por lo que le pidió a la cocinera de la casa que le preparara un remedio para su malestar.

Ella eligió unos pollos del gallinero, cortó verduras del huerto y preparó un caldo distinto, picosito, el cual le cayó muy bien a la cruda presidencial, Santa Anna le preguntó el nombre de esa preparación, ella dijo que se llamaba “caldo tlalpeño”.

El resto es historia, la receta se dio a conocer entre los habitantes de Tlalpan y con la llegada del tranvía en el siglo pasado, muchas personas empezaron a probar el humeante caldo, pues era común que afuera de la estación se colocaran puestos callejeros ofreciéndolo, hasta que toda la ciudad lo conoció y luego trascendió al resto del país.

En 2015 se realizó el Primer Concurso tradicional del caldo tlalpeño, organizado por la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC).

Se convocó a todos los restaurantes, hoteles y fondas de Tlalpan, el ganador fue uno ubicado en el centro de la alcaldía: Barra Alipús, donde mantienen una receta de hace más de 100 años; en segundo lugar ganó el Restaurante Patio Argentino y en tercero, La Carreta.

El caldo tlalpeño también está presente en el 2do Recetario Sabores y Raíces de la CDMX, como una de las preparaciones de tradición orgullosamente chilangas.

Comentarios de Facebook

Compartelo:

Facebook
Twitter
Whatsapp

Sigue a La Ruta de la Garnacha en las redes sociales.

Los más Populares

Recibe las últimas noticias

Suscribete al newsletter

Recibe las noticias de lo más actual en el mundo de la garnacha.

Entradas relacionadas

Tips de salud para esta temporada de lluvia

 Esta época incrementan el riesgo de padecer enfermedades. Durante la temporada de lluvias se combinan diversos factores que aumentan el riesgo de contraer enfermedades. Algunos son la humedad,