¡Deliciosa receta de mazapanes caseros!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
Whatsapp

Dulce tradición

 Cuyos ingredientes principales son almendras, azúcar y huevo, en distinta proporción dependiendo de la receta. ​ Los 12 de enero en España  se celebra el día mundial del mazapán, es por tanto enero el mes más dulce del año en aquella tierra europea.

Un postre tradicional navideño, aunque en Toledo, lugar en el que la primera referencia escrita de este producto en 1512, se consume todo el año al igual que en Latinoamérica.​

 

La perfección de esta golosina se atribuye a manos mexicanas.  Fue en Jalisco en donde se le agregó el cacahuate a este delicioso postre que se deshace a la primera mordida, tanto así que debería ser  llamado policía de tránsito. 

Y aunque fue en Latinoamérica donde se le agregaron mayor cantidad  de ingredientes la palabra mazapán surge de la Península Ibérica del latín martius panis o pan de marzo, Debate aún con la RAE pues esta le atribute la raíz etimológica al árabe pičmáṭ del griego παξαμάδιον (pasamadión) cuyo significado es bizcochito.

 

¡Qué pasó mi Mazapana!

Fue el año de 1950 cuando el  legendario mazapán se popularizó en México, gracias a la empresa jalisciense de la Rosa quien lo industrializó y exportó a todo el mundo con una receta nueva y original.

Por eso hoy en la Ruta de la Garnacha te traemos esta deliciosa receta de mazapán para prepararla en casa:

Ingredientes:

Modo de preparación

  1. Tuesta los cacahuates en una sartén a fuego lento, hasta que estén doraditos, ojo se deben de dorar y no tostar sino el sabor será amargo.
  2. Mete los cacahuates a una bolsa y con la piedra de un molcajete tritúralos hasta que estén en pedacitos pequeños.
  3. Ahora sí licua los pedazos de cacahuate en a la licuadora hasta que la consistencia del polvo debe ser arenosa y suave, arena de playa de Playa del Carmen y no del Puerto de Veracruz.
  4. No  necesitas agregar aceite, el mazapán por si solo soltará su esencia natural, la cual es aceitosa.
  5. Agregar suavemente el azúcar glass al cacahuate molido, ayúdate de una cuchara de madera, no dejes se pegue al contenedor, mezcla y separa poco a poco.
  6. Pásalo a una superficie limpia, previamente enharinada, para poder batir con las manos, bátelo hasta que la consistencia sea suave manejable y sin grumosidad.     
  7. Modela los mazapanes en bolitas o con moldes de galletas al estilo que tú quieras.
  8. Coloca los mazapanes listos sobre un recipiente cubierto con papel vegetal.
  9. Deja reposar durante 90 minutos en el refrigerador para que se endurezcan pero aún queden suaves.
  10. Una vez listos, desmonta del molde y envuelve o disfruta al momento. Si no vas a comerlos en ese instante o son para regalar, sí envuélvelos en papel celofán o en cartoncillo.

Si quieres compartir tus mazapanes con una deliciosa agua fresca, aquí te dejamos unas recetas que están de lujo:

Reedacción: @Mochilango

 

Comentarios de Facebook

Compartelo:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
Whatsapp

Sigue a La Ruta de la Garnacha en las redes sociales.

Los más Populares

Recibe las últimas noticias

Suscribete al newsletter

Recibe las noticias de lo más actual en el mundo de la garnacha.

Entradas relacionadas