El que come más garnachas, como más pinole ¿O cómo era?

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
Whatsapp

 

¡Dulce pinole, tu sabor de mí no apartes!

Más que un alimento, el pinole es el claro ejemplo de la creación, herencia y preservación del patrimonio culinario de México, que ha estado en las manos de toda una nación y que al paso del tiempo, recorrerá el legado de generación en generación tanto en conocimiento como en sabor a través de sus tradiciones, ritos, costumbres, fiestas y demás factores familiares.

Es por eso que hoy hablaremos sobre el origen del pinole, la interesante elaboración detrás de su sabor,  las maneras en que puede prepararse y uno que otro dato curioso que quedaras con el ojo cuadrado ¡comencemos!

El maíz en la época prehispánica

Era un ingrediente que conservaba una cosmovisión e identidad sagrada, por lo que se le atribuían diferentes usos explotando al máximo su aprovechamiento tanto para la vida cotidiana como en la alimentación. Es aquí donde nace el pinole o pinolli en náhuatl (que significa harina de maíz).

De granos de maíz tostado, el pinole antiguamente se utilizaba para preparar bebidas que otorgaba un gran valor nutricional, en este caso era consumido por las personas que recorrían grandes distancias (un ejemplo era el painani: azteca que llevaba mensajes de índole religioso y ceremonial de un punto a otro lo más rápido posible).

Después de la conquista de México en 1521, y la llegada de nuevos productos españoles, se le añadieron más ingredientes que terminaron por crear el pinole tal y como lo conocemos en la actualidad (piloncillo o azúcar de caña y canela).

La ardua elaboración del pinole

es todo un proceso tradicional, primero se recolectan los mejores granos del maíz (lo mejor de lo mejor)  para después lavarlos perfectamente y ponerlos a cocer en agua limpia, posteriormente se dejan secar al aire libre y a la luz del sol (proceso de deshidratación), cuando ya no tengan rastros de agua, se tuestan en un comal o una cazuela hasta obtener un color marrón, finalmente se muelen junto con el azúcar o el piloncillo y la canela hasta obtener una harina de consistencia fina. ¿Se te antojo?

Incluso existen diferentes versiones del pinole dependiendo del entorno, los ingredientes o recursos existentes y la dieta predominante: en el Estado de México es el mismo procedimiento, solo que le agregan cáscaras de naranja deshidratada, chocolate e incluso anís estrella,  en sonora se le agrega cáscaras de naranja, anís, piloncillo, y pequeñas cantidades de jengibre, en tabasco le agregan avena a la preparación, en Yucatán además de pimienta gorda, le agregan achiote para tener una variante conocida como pinole colorado ¿te imaginabas todo esto?

Este se puede consumir en postres, galletas, tejas, pasteles y bizcochos, atoles, bebidas frías y dulces.

Los valore nutricionales

Debido a sus grandes cantidades de carbohidratos, es una perfecta fuente de energía, además de que aporta minerales como el hierro, magnesio y fósforo, proteínas, etc. reduciendo el riesgo de anemia principalmente en la población infantil, al mismo tiempo contiene fibra que ayuda a minimizar el estreñimiento, mejora el funcionamiento de los riñones, a la circulación de sangre, y combate a la deshidratación, de hecho este alimento es un gran elemento para el combate de la nutrición en poblaciones con altos niveles de pobreza, para atletas o deportistas, para realizar dietas o como sustituto de bebidas azucaradas y con conservadores. ¿Impresionado?

El pinole que no es de maíz

En diferentes partes de México, se elaboran distintos tipos de pinole que no necesariamente contiene maíz y puede ser elaborado de cualquier tipo de semilla o legumbre: desde chía, garbanzo, pepitas de calabaza, semillas de girasol y de sandía, trigo, amaranto, frijol, etc. ¿ya los probaste?

 ¿De qué forma has probado el pinole? ¿Dónde lo consumirías? ¿Conocías el valor nutricional? Escríbenos en los comentarios tus respuestas y mientras piensas ve el siguiente video donde realizamos una gran travesía en la búsqueda de un rico chocolate caliente en la Ciudad de México.

@elwerecruz

Comentarios de Facebook

Compartelo:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
Whatsapp

Sigue a La Ruta de la Garnacha en las redes sociales.

Los más Populares

Recibe las últimas noticias

Suscribete al newsletter

Recibe las noticias de lo más actual en el mundo de la garnacha.

Entradas relacionadas