El zapote y sus variedades, la inusual fruta similar al aguacate

Facebook
Twitter
Whatsapp

Las variedades de zapote que se cultivan en México son el amarillonegro, el chicozapote y blanco, aunque ¿sabías que el mamey es considerado un tipo de zapote?

El zapote es una fruta tropical consumida en México y América Central, según la variedad su pulpa puede ser amarilla, blanca, negra o rojiza, el fruto puede ser redondo, ovoide o elíptico, a menudo termina en punta en el ápice.

Tiene en su interior varias semillas negras ovaladas y planas; la piel, más o menos del mismo color que la pulpa, puede ser áspera y suave. Es originario de la América tropical. Aunque a simple vista parecería que el nombre de chicozapote lo lleva por ser el fruto más pequeño de la familia de las sapotáceas, en realidad la palabra proviene del náhuatl tzictzapotl, de tzictli, chicle, y tzapotl, fruto dulce y carnoso, esto es, fruto dulce del chicle. Otro origen sugerido también del náhuatl es xicotl, jicote y tzapotl, zapote. Por su forma se distinguen dos variedades: el chicozapote criollo es el más pequeño; aunque su tamaño varía porque crece de forma silvestre, mide normalmente 6 cm de diámetro. Su pulpa a veces es ligeramente seca y con textura algo terrosa de tono rojizo.

El mamey es usado para eliminar la diarrea y tratar problemas digestivos en general. El zapote blanco tiene mucha vitamina C y A que ayudan a estimular el sistema inmunológico. El chicozapote se utiliza en problemas digestivos, en particular contra la disentería y la diarrea. El zapote negro resalta por ser buen remedio para sanar infecciones de garganta y como diurético, además de que el aceite de la semilla se usa para estimular el crecimiento del cabello.

El zapote se consume en fresco, mermeladas, nieves, aguas, licuados, ates o pasteles, y aunque es más común en platillos dulces, también se pueden degustar en diferentes guisados agridulces y picantes

El chicozapote de injerto es más grande, pesado y jugoso; tiene forma ovoide y pulpa aterciopelada, de tono más claro; en general es de mejor calidad y su piel es tan delgada que se puede comer. Ambos se consideran deliciosos, y para los mexicanos es una de las frutas más exquisitas que existen. Principalmente se come como fruta fresca; en algunos lugares se hace también en nieve y a veces en dulce, pero se debe insistir en que la gran mayoría lo prefiere fresco.

La palabra zapote, del náhuatl tzapotl, es el nombre usado para varias frutas tropicales comunes, algunas no provenientes de la familia botánica Sapotaceae.

Especies comunes de la familia Sapotaceae:

  • Chicozapote (Manilkara zapota)
  • Zapote amarillo (Pouteria campechiana)
  • Mamey (Pouteria sapota)

Especies comunes que no son de la familia Sapotaceae:

·         Zapote blanco (Casimiroa edulis)

·         Zapote negro (Diospyrus digyna)

Para muchos, molerlo, cocerlo o mezclarlo con otro ingrediente significa echar a perder la naturaleza del fruto, por lo cual casi no hay postres elaborados a base de éste porque el chicozapote es considerado un postre por sí solo. Los mayas mencionan en el Popol Vuh que el árbol ya existía, para deleite del hombre, desde la creación de la Tierra. Tanto mayas como mexicas lo consumieron ampliamente; se sabe que lo preparaban en dulce. El árbol es también llamado árbol de chicle, porque de él se obtiene la resina con la que se hace la goma de mascar o chicle.

Comentarios de Facebook

Compartelo:

Facebook
Twitter
Whatsapp

Sigue a La Ruta de la Garnacha en las redes sociales.

Los más Populares

Recibe las últimas noticias

Suscribete al newsletter

Recibe las noticias de lo más actual en el mundo de la garnacha.

Entradas relacionadas