¿Eres adicto a la vitamina T?…tal vez encontramos el origen de tu padecimiento.

Facebook
Twitter
Whatsapp

Alguna vez has experimentado el miedo irracional a engordar o comes en exceso o simplemente, te has zambullido unos deliciosos taquitos o tortas. Bueno existe una nueva enzima llamada: “MicroARNs”

¡Garnachilloooos! ¿Cómo están?, ¿bien?, espero que si. Oigan, ya puedo gritar a los 4 vientos que, ¡NO TENGO LLENADERAAA! (risas en idioma no legible).
Ahora pongamos un poco más técnicos, Rafael Maldonado López, coordinador de un grupo científico de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, ​​ha estudiado este fenómeno.

Primero estudiaron un grupo de chefsitos (Ratones) y luego voltearon el mismo estudio para estudiar el comportamiento alimentario en humanos. Al terminar el estudio, el mismo investigador dijo:“ tenemos un grupo de marcadores epigenéticos llamados microARNs (diminutas moléculas de ARN) que, entre muchas funciones, tienen la capacidad de modificar el comportamiento de nuestros genes.

Los ratones y los humanos son más similares de lo que creemos 😧

Ya que el papel de la epigenética (de los genes, pues) en la adicción hacia la comida, abre la posibilidad de identificar biomarcadores de la adicción a la comida. O sea que, estos genes que tenemos en común con los Splinters , son una parte importante porque tenemos los mismos gustos, tenemos casi las mismas papilas gustativas y las hormonas están desarrolladas al mismo nivel.

Al igual que los criterios de adicción, a la comida se determinan en base a los criterios de adicción a las dr*g@s cuando se cambia este comportamiento.

En palabras mucho menos aburridas, la manera en que los humanos y los ratones decidimos tomar, comer o agarrar algo, no nos importa si nos hace daño, el chiste es comer o ingerir el alimento.

Entonces Garnacherit@s ya saben, si en algún momento tienes un roedor, podrás hacer este experimento ya que es muy sencillo.

  • Primero lo que debes de tener es: un roedor, unas papas o palomitas o un cacho de algún alimento de la vitamina T y tienes que poner una lechuga o cualquier alimento sano.
  • Después puedes construir un laberinto con un cojines, o con papeles, plastilina, cuaderno, palillos o cualquier cosa que puedas dividir.
  • Y solo tienes que esperar a que el roedor valla por el camino correcto, así es, se va a ir por la gordita medio mordida que pusiste.

Ahora ya puedes tener una interconexión con tu mini Remi y ser feliz 🙂

Garnacherill@s, ya saben que si llegan a este punto es su parada para reflexionar y tener una nueva frase en su léxico.

“La cocina es un arte que pocos pueden tener y hacer, por eso ponte un ratoncito en tu cabeza y deja que la magia suceda”

Comentarios de Facebook

Compartelo:

Facebook
Twitter
Whatsapp

Sigue a La Ruta de la Garnacha en las redes sociales.

Los más Populares

Recibe las últimas noticias

Suscribete al newsletter

Recibe las noticias de lo más actual en el mundo de la garnacha.

Entradas relacionadas

Las Botanas de Qatar

Garnachero el mundial ya esta en todos lados, y seguramente lo has disfrutado con una buena botanita, que las papitas, que las garnachas, los asados,

“Los Doricrazys” Gringos

Garnacheros no cabe duda que estos gringos siempre haciendo todo a su manera, como los tacos, puesto que un taco gringo no es nada a