La famosa carne de chango, consumida en varias regiones del país desde hace siglos.

Facebook
Twitter
Whatsapp

Se dice que la carne de mono es un manjar, y la forma de prepararse varía.

México es un país muy variado, especialmente cuando hablamos de platillos e ingredientes, que pueden variar de región en región. Esta, incluso, puede causar polémica, tal es el caso de proteínas exóticas como la iguana, la rata, o la famosa carne de chango, consumida en varias regiones del país desde hace siglos.

Aunque este platillo fue alguna vez muy tradicional en ciertas regiones del país, el consumo de carne de mono está prohibido en México. Por esta razón, muchos restaurantes han cambiado este ingrediente en sus platillos por el cerdo o la res, manteniendo las preparaciones de sus ancestros, pero manteniéndose dentro de la ley.

A pesar de que no encontrarás establecimientos que te vendan o preparen carne de chango de forma legal, sí existen algunos poblados donde todavía se prepara este mamífero de forma clandestina. Esta se obtiene por medio de caza furtiva u otros métodos no regulados, por lo que se han dañado los ecosistemas de estas especies, además de ponerlas en peligro.

Existen dos estados donde se consume la carne de chango, ubicados al sur de la República Mexicana, donde se prepara de formas muy distintas.

Veracruz

La Laguna de Catemaco no es solo reconocida por ser el epicentro del misticismo y la brujería en México, también es uno de los sitios donde se consume la carne de chango. En la actualidad, difícilmente encontrarás un restaurante que venda algún platillo elaborado de mono, sin embargo, si podrás probar “carne de chango”, preparado con cerdo ahumado que se marina en una salsa de naranja y achiote, que retoma la receta original.

La Carne de Chango es cocinada a la plancha o asada a las brazas, presentada sobre un platillo con guarniciones modestas que puede ser una ensalada, arroz, frijoles o plátanos fritos; también, se puede utilizar para preparar tacos, memelas y las tradicionales picadas jarochas.

Sin embargo, de acuerdo con cocineras tradicionales consultadas por este medio, el secreto de su sabor no está en la forma en la que se cocina o sirve la carne; tampoco en el tipo de animal del que se consiguen estos deliciosos filetes, ya que a pesar de su exótico nombre no es obtenida a través de algún monochango o primate.

Chiapas

En lugares como San Cristóbal de las Casas o Tuxtla Gutiérrez se comía carne de chango, y de hecho, esta carne se vendía a cualquiera que visitara el mercado, donde te la podían vender en tacos o quesadillas de mono araña.

¿Por qué está prohibido comer carne de chango?

El impacto ambiental en la cacería no regulada provocó una disminución exponencial en las especies de primates consumidas en estas regiones, y es por esto que los mismos habitantes de estas zonas comenzaron a proteger a los monos en sus localidades. Esto no ha evitado que se sigan consumiendo de forma ilegal, lo cual no ha permitido la regularización de la especie en dichas reservas.

Aunque no existe una versión uniforme entre las cocineras tradicionales, se cree que el nombre se debe a que anteriormente la carne no provenía del cerdo sino de los monos que habitan la selva de Veracruz, pero con el paso del tiempo el consumo de esta dejó de realizarse por la regulación sobre la especie.

Otros aseguran que se debe solo a una forma llamativa de nombrar a la carne, por el color rojizo y el sabor tan peculiar que adquiere con la forma en la que es marinada. Además, de ser una broma para turistas que por primera vez la consumen.

Comentarios de Facebook

Compartelo:

Facebook
Twitter
Whatsapp

Sigue a La Ruta de la Garnacha en las redes sociales.

Los más Populares

Recibe las últimas noticias

Suscribete al newsletter

Recibe las noticias de lo más actual en el mundo de la garnacha.

Entradas relacionadas