La flor de calabaza es tradición, historia, cultura e identidad

Facebook
Twitter
Whatsapp

La flor de calabaza es parte esencial en la gastronomía mexicana.

La flor de calabaza proviene del género curcubita, considerada la primera planta cultivada en Mesoamérica. Actualmente provienen de diferentes especies de calabaza principalmente pipián, de castilla, chilacayote y calabacita. La flor de calabaza se distingue por su brillante tono entre amarillo y anaranjado, aunque no cuenta con un aroma en particular sí tiene un delicado sabor.

Este delicioso manjar se ha consumido desde la época prehispánica, incluso era parte de la dieta nacional antes de la llegada de los españoles, incluso se han encontrado representaciones en códices y artes decorativos. Se estima que en México se ha cultivado desde hace más de 10 mil años. Aunque también son un ingrediente popular en la gastronomía de Italia.

En México, la producción de flor de calabaza es una de las opciones más rentables e importantes a nivel nacional; gracias a su enorme demanda como un alimento que también podemos encontrar industrializado, ya sea enlatado en salmuera (agua saturada de sal), sopas y cremas.

En la Sierra Tarahumara, los pobladores las deshidratan (este proceso es conocido como bichicori) para anticipar la escasez de alimentos en el invierno.

Recordemos que su importancia va más allá de lo que imaginamos, pues al ser parte de  las curcubitáceas su polen es de consistencia pesada y densa lo cual hace difícil que éste se pueda mover de una flor a otra solo con la brisa del viento, por lo cual es imprescindible la ayuda de polinizadores de gran tamaño como abejas, abejorros, aves pequeñas y otro tipo de insectos. 

El único de sus defectos es que su tiempo de vida es muy corto, la temporada de lluvias es donde ocurre la mayor producción. Sin embargo, gracias a que su fruto es de fácil adaptación, se puede cultivar y tener flor de calabaza en cualquier época.

Resulta ser un ingrediente muy saludable, la mayoría de los nutrientes se encuentran en el tallo y la flor, por lo que se recomienda usarlas todas, solo hay que retirar las espinas, el pistilo y las sépalos (las pequeñas partes verdes que vienen debajo de la flor). Una de las formas más populares de obtener todos sus beneficios es preparándola en té, aunque también somos amantes de las quesadillas.

Comentarios de Facebook

Compartelo:

Facebook
Twitter
Whatsapp

Sigue a La Ruta de la Garnacha en las redes sociales.

Los más Populares

Recibe las últimas noticias

Suscribete al newsletter

Recibe las noticias de lo más actual en el mundo de la garnacha.

Entradas relacionadas

Alimentos que se inventaron por accidente

Algunos de los alimentos que consideramos más comunes, jamás fueron pensados y detallados por grandes chefs. La alimentación moderna depende de considerables esfuerzos de investigación