La michelada a la garnacha: tradición mexicana

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
Whatsapp

Combinan con todo

Las micheladas en México, son todo un fenómeno social, cultural y por supuesto gastronómico, que solo se puede dar en un lugar donde la gente hace diferentes preparaciones con lo que tiene a la mano, desde chamoy, limón, sal, diferentes escarchados que hacen que una bebida como la cerveza tome una identidad de colores, sabores y dimensiones muy diferentes a las del resto del mundo.

Es por eso que hoy hablaremos sobre los orígenes de las micheladas, las mejores que podemos encontrar y uno que otro dato curioso… esperemos que no te vayas a enjarrar con la siguiente información.

La leyenda andante

En San Luis Potosí, exactamente en el Club Deportivo Potosino, un hombre llamado Michel Ésper, siempre pedía una preparación algo inusual para la época que consistía en: una cerveza de cualquier marca con limón, sal y hielo en un vaso también inusual, una copa chabela o tongolele (para más referencias buscar quien fue la tongolele), al paso del tiempo, se fue popularizando este “coctel” por todo el club terminando de esparcirse por todo México.

Cuando bautizaron esta bebida, se le dio honor a quien la pidió, el nombre viene de “Michel” más el nombre de la copa “chabela, creando así una combinación que se derivó y dio el resultado de “michelada”.

Hay quienes dicen que el término michelada proviene de la frase “mi chela helada”, ya serás tú quien diga cuál es la más coherente y funcional.

Después de la expansión de esta bebida, se le fueron añadiendo distintas salsas, complementos y menjurjes que dieron paso a la creación de la michelada tal y como la conocemos hoy en día. Desde sazonadores, salsa inglesa, salsa botanera, tabasco, limón, sal, chile piquín, chile dulce, hasta escarchados de tamarindo, fresa, mora azul, mango con incrustaciones de ajonjolí tostado o solo el tradicional, pura sal.

Dato curioso: en 1542, Alfonso Herrara,  comisario de Hernán Cortes, pidió al emperador Carlos V abrir un establecimiento para la elaboración de cerveza en la hacienda “El portal” (lo que hoy conocemos como Amecameca), siendo el primer lugar destinado en la producción de cerveza en México.

La mejor opción

Las opciones para tomar esta deliciosa bebida son muchas ¿Quién no ha tomado este excelente cáliz? Es por eso que te traemos esta propuestas para cuando este acalorado y tengas sed de la mala, puedas aprovecharte y comprar una michelada (sabemos que no solo va a ser una).

En Tepito puedes encontrar a la michelada en distintas versiones, una muy distinta de la otra pero te aseguramos que te harás multifacético para poder probarlas todas (obvio no todas en un día), desde insectos, carnes, mariscos, gomitas, frutillas. Nuestras favoritas son las micheladas de Lupillo ubicados en Aztecas 71, Tepito, Morelos, Cuauhtémoc, 06200 Morelos, CDMX, son una parada obligatoria para el amante de la bebida, además de micheladas, también ofrecen pitufos, pantera (esperamos que en tu próxima visita sepas por que le dicen Lupillo), que hacen de la cerveza, una nueva experiencia.

Otro curioso: somos el primer lugar en exportación de cerveza y el cuarto productor de cerveza a nivel mundial.

Los tanques de la portales ubicados en Izcoatl esquina Santiago, Col. Portales Norte, Ciudad de México, son uno de los pioneros en esto de la cerveza, además de ofrecer complementos con lo que puedes coronar tu michelada, desde lo más básico como gomitas, frutillas, hasta cueritos, carne seca, charales, chapulines ¡chapulines¡ eso ya es otro nivel.

Uno más y ya: la cerveza es una de las bebidas fermentadas más antiguas en la historia de la humanidad, para ser exactos tiene su origen en Mesopotamia.

Esperamos que esta información sea de total utilidad en tu próxima visita a tu lugar de confianza para comprar una buena michelada (claro, todo con medida, evita el exceso) y veas a esta bebida con otros ojos. Para que te des un buen taco de ojo, te recomendamos ver el siguiente video cuando probamos unas buenas y bien helodias micheladas con cecina y mariscos. 

Compartelo:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
Whatsapp

Sigue a La Ruta de la Garnacha en las redes sociales.

Los más Populares

Recibe las últimas noticias

Suscribete al newsletter

Recibe las noticias de lo más actual en el mundo de la garnacha.

Entradas relacionadas