Las comidas más vendidas y consumidas durante el Super Bowl de la NFL

Facebook
Twitter
Whatsapp

El Superbowl de la NFL es considerado el evento deportivo del año en Estados Unidos.

El evento de los eventos deportivos del año está a punto de revolucionar a todo un país, y parte del mundo: la 58 edición del Super Bowl de la NFL, que se disputará este próximo domingo 11 de febrero en el Allegiant Stadium de Las Vegas, Estados Unidos. En un país donde todo se vive a lo grande, no es de extrañar que las cifras que rodean a la gran cita del deporte americano jueguen en otra liga. Entre ellas, las del comer.

Según el Instituto Americano de Distribución de Alimentos, la Super Bowl es el segundo día que más comida se consume en Estados Unidos, solo por detrás del Día de Acción de Gracias. Todo fanático del Super Bowl sabe que ésta no se disfruta igual sin sus snacks y bebidas características. Te contamos a qué sabe la final de la National Football League (NFL). Y lo que ya te adelantamos es que nadie se quedará con hambre ese día.

Alitas de pollo, la comida favorita durante el Super Bowl

Las alitas de pollo lideran el ranking, y con diferencia. Según el último informe del National Chicken Council (NCC) -sí, existe un Consejo del Pollo en Estados Unidos- en esta edición los estadounidenses comerán la nada desdeñable cifra de 1.420 millones de alitas.

Por supuesto, la industria está preparada para la avalancha de pedidos: la pandemia y el confinamiento ha incrementado considerablemente el consumo de alitas en los últimos años, un alimento justamente pensado para el delivery y el take away, los negocios más beneficiados. Con todo, la industria del pollo americana cuenta con reservas suficientes, “no habrá escasez de alas”.

Pizza

La pizza es la segunda comida favorita de los americanos durante la Super Bowl. Algunos de los principales vendedores de pizza de EEUU -y sus respectivos repartidores y servicios de take away– ya ultiman los preparativos para asegurarse de que los miles de espectadores del Super Bowl puedan disfrutar de su perfecto combo: pizza & football.

Según la American Pizza Community, asociación que agrupa a gran parte de las grandes y pequeñas empresas estadounidenses dedicadas al mercado de la pizza, durante un día como este se pueden llegar a vender 12,5 millones de pizzas tirando por lo bajo, ya que son datos de hace unos pocos años sin actualizar.

Danielle Bulger desde el departamento de comunicación de Domino’s Pizza, una de las principales cadenas estadounidenses, asegura que solo durante el domingo de la Super Bowl consiguen vender cerca de 2 millones de pizzas, más o menos un 30% más que cualquier otro domingo del año. Pizza Hut no se queda atrás y prevé superar los 1,5 millones de pizzas vendidas durante la gran cita deportiva, según afirmó para ‘The Fox Business’, este año con oferta de ingredientes picantes. De manera similar Papa Johns, otra de las grandes cadenas dedicadas a la pizza, estima un aumento del 50% en ventas ese día.

Masa fina o gruesa, con el borde relleno de queso, con sabor barbacoa, con extra de pepperoni (la favorita de los estadounidenses)… Lo importante es que Super Bowl es sinónimo de pizza, always pizza.

Nachos con guacamole

Durante la gran final de la NFL, miles de estadounidenses sucumben a los llamados “chips and dips” para degustar una de sus salsas mexicanas favoritas: el guacamole. Elaborado a base de aguacate y chile verde o chile pimiento se suele servir como acompañamiento de los “chips”, tortitas crujientes de maíz o totopos. La combinación de ambos es cada año uno de los platos estrella del Super Bowl, por su sencillez a la hora de prepararlo, y también por su sabor casi adictivo.

La Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México (APEAM) espera romper este año el récord de del pasado año superando las 135.000 toneladas de aguacates exportados al país vecino. ¿La cifra estimada? Nada más y nada menos que 144.000 toneladas, cerca de un 7% más.

Chili con carne

El chili con carne es una receta fácil: cebolla picada, tomate, bien de queso rallado, carne especiada, cilantro, crema agria, jalapeños al gusto y salsa picante. Con esta mezcla estilo Tex-Mex se elaboran kilos y kilos de chili, un manjar imprescindible para los espectadores de la Super Bowl.

Existen muchas versiones a la hora de preparar un buen plato de chile, como la que resulta de mezclar pollo, frijoles negros, maíz y aguacate. Sea cual sea la receta, está claro que el Super Bowl está hecho para los amantes del totopo; porque aquí, como en el guacamole, vuelve a triunfar el “toma pan y moja”.

Hamburguesas

Las hamburguesas son omnipresentes en la cultura de la comida rápida y otro de los recursos favoritos de los aficionados a la NFL. Como imaginarás hay mil y una diferentes, aunque parece casi obligado el queso cheddar, mucho tocino y una rica salsa barbacoa que acompañe un buen pan de hamburguesa.

Muchos bares y restaurantes diseñan hamburguesas especiales para este día tratando de captar adeptos que se suman a las burgers diseñadas en las ciudades de origen de cada equipo de la NFL, muchas relacionadas con la historia e idiosincrasia de sus franquicias. Mención especial para la Beer Cheese Bacon lanzada por Carl Jr meses atrás como hamburguesa oficial de la NFL y para las versiones en miniatura que podemos hacer en casas para compartir y tomar como snack o bite.

Hot Dogs

Primos hermanos de las hamburguesas, los perritos calientes son otro pecaminoso bocado perfecto para salir volando con el touchdown de tu equipo favorito. La tradición manda alzarlo al cielo antes del primer bocado como quien gana el trofeo Lombardi… O no, qué más da. Son una preparación la mar de sencilla: pan de bollo alargado y abierto a la mitad y una salchicha harán de soporte para todo lo que quieras echar por encima: kétchup, mostaza, cebolla, bacon, queso… Para los más atrevidos aguacate, churcrut o hasta pulled pork, relleno versátil como ninguno.

La invención es alemana, pero cabe reconocer a los yanquis el convertirlo en icono mundial de la cultura urbana y en parte de la particular carta de comidas con las que celebrar el evento deportivo del año para ellos.

Subs y sándwiches, las infinitas combinaciones para todos los gustos

La infinita combinación de ingredientes que admite un sándwich es el secreto de que durante la Super Bowl ellos también arrasen en la mesa de millones de espectadores ansiosos de fútbol, y de buen comer.

El llamado “sub sandwich” (sándwich submarino o emparedado submarino), es un tipo de sándwich o bocadillo estadounidense elaborado con pan francés y abierto por la mitad en forma de “V”. Su relleno puede ser muy variado, pero los ingredientes más comunes son carne, embutidos, queso, verduras, aliños y salsas varias, cuantas más mejor. Es muy común encontrarlos rellenos de pulled pork,

También los clásicos sándwiches son un básico durante la gran noche, con panes y combinaciones infinitas. No es de extrañar que durante el Super Bowl, millones de restaurantes de comida rápida, hamburgueserías y bocaterías tengan que multiplicar su producción para que ningún fanático futbolero se quede sin su emparedado.

Las papas rellenas

En su propio nombre se esconde la respuesta. Las papas rellenas son en esencia una papa abierta por la mitad donde se colocan diferentes mezclas de ingredientes: queso fundido, bacon, crema agria, verduras, hierbas… Se cocinan en el horno y una vez fuera es común hacer un poco de hueco para el resto de ingredientes. Sencillo, rápido y contundente, perfecto para una velada como esta donde además nos solemos juntar con familiares y amigos.

Lo normal es usar papas, pero nada impide emplear también batata para conseguir un sabor un poco más dulce y diferente al habitual. La clave está en la sencillez: el horno se encarga de casi todo y tú de disfrutar del partido.

Cerveza, la bebida imprescindible para bajar toda la comida

En Estados Unidos, y en cualquier parte del mundo, es impensable hablar de fútbol sin una buena cerveza de por medio. Esta es, sin rival posible, la bebida más consumida durante la Super Bowl, ya sea entre los afortunados que se encuentren en las gradas, como entre quienes opten por ver el partido desde la barra de un bar, en casa o en cualquier restaurante.

Según el Beer Institute, la organización de productores de esta bebida en EEUU,3 de cada 4 estadounidenses consumirán cerveza durante el partido de la Super Bowl. En datos económicos, según las cifras proporcionadas por Nielsen, en 2020 los estadounidenses gastaron 1.200 millones de dólares en cerveza en las dos semanas previas a la Super Bowl, en comparación con los 568 millones de dólares en licores destilados y 652 millones en vino, cifras que este año se prevé que también aumenten.

Claro que si hablamos de bebidas que se tomarán este domingo, no podemos olvidarnos de la michelada, el clásico cóctel de cerveza mexicano elaborado a base de cerveza, jugo de limón, sal y una mezcla de salsas. Un toque diferente para una noche única.

La madrugada de este domingo más de 100 millones de personas seguirán la gran final de la National Football League. En el campo, los protagonistas serán los 49ers de San Francisco y los Chiefs de Kansas City pero fuera de él saldrán a jugar las alitas de pollo, las pizzas, los nachos con queso, la cerveza… Las otras grandes estrellas de este día.

¿Tú cuáles prefieres garnachero?

Comentarios de Facebook

Compartelo:

Facebook
Twitter
Whatsapp

Sigue a La Ruta de la Garnacha en las redes sociales.

Los más Populares

Recibe las últimas noticias

Suscribete al newsletter

Recibe las noticias de lo más actual en el mundo de la garnacha.

Entradas relacionadas