Pastel azteca la lasaña mexicana

Facebook
Twitter
Whatsapp

El pastel azteca, al igual que la lasaña, está compuesto por capas de comida.

El origen del pastel azteca se pierde en la noche de los tiempos. Algunas fuentes indican que surgió en los estados de Oaxaca y Baja California, pero lo cierto es que se trata de un platillo típico de todo el país.

Sabemos que nuestros antepasados prehispánicos basaban su dieta en el maíz, así que, durante los inicios de este platillo, para hacerlo más sabroso preparaban en una xoctli (olla) un guajolote entero acompañado de tortillas y rebanadas de verduras de la región. En la actualidad, se come de muchas formas y tiene muchas variantes.

Los comensales acostumbran comparar este delicioso alimento con la lasaña, pero al más puro estilo mexicano, preparado con tortillas en vez de pasta; se acompaña con pollo u otro tipo de carne y se condimenta con chiles poblanos. Un platillo muy económico e ideal para cualquier clase de reunión.

El pastel azteca se prepara con tortillas, chiles, tomates y algún guiso de carne (pollo, res o puerco) o de verduras. Al igual que la lasaña, hay muchos rellenos distintos, que se pueden ajustar a todos los paladares.

Según el Diccionario enciclopédico de la Gastronomía Mexicana, de Larousse, el pastel azteca es, más que un guiso para la comida del día a día, un platillo para fiestas. 

Quizás la versión más parecida a la lasaña italiana es la de Jalisco. Ahí, este platillo se prepara con carne molida de res y cerdo, alternada entre las capas de tortilla. En la parte superior lleva crema, queso y va adornada con rebanadas de aguacate.

A pesar de su nombre, el pastel azteca es un perfecto ejemplo de la fusión de las dos culturas base del México actual: las tortillas, chiles y tomates de la salsa eran utilizados por los indígenas precolombinos, mientras que el pollo, la crema y el queso llegaron con los españoles. El resultado es un guiso de mucho sabor casero que goza de gran aceptación entre personas de todas las edades y clases sociales.

Pero, más allá del nombre con el que lo conozcas, una cosa es cierta: es delicioso y no tiene absolutamente nada que envidiarle a la lasaña. 

Comentarios de Facebook

Compartelo:

Facebook
Twitter
Whatsapp

Sigue a La Ruta de la Garnacha en las redes sociales.

Los más Populares

Recibe las últimas noticias

Suscribete al newsletter

Recibe las noticias de lo más actual en el mundo de la garnacha.

Entradas relacionadas

Alimentos que se inventaron por accidente

Algunos de los alimentos que consideramos más comunes, jamás fueron pensados y detallados por grandes chefs. La alimentación moderna depende de considerables esfuerzos de investigación