Platillo exótico en peligro de extinción: El Armadillo

Facebook
Twitter
Whatsapp

Es conocido como el animal de las siete carnes ya que su sabor se asemeja al del pollo, res, conejo y cerdo.

Debido a que en ciertas partes de México el armadillo es consumido a través de una diversidad de platillos exóticos y es cazado de manera ilegal, la especie se encuentra amenazada y por ello asociaciones demandan una estrategia integral de protección.

El mamífero es una especie amenazada por la actividad humana, su cacería es ilegal, ya que no hay permisos para la extracción de la especie y tampoco se tiene un programa de protección para su rescate y preservación.

Se trata de un animal muy tímido, se observa en las carreteras, se alimenta de insectos y otros animales menores y la caza desmedida ya sea para venderlo como comida exótica o como adorno está acabando con él.

La población consume la carne por gusto y por los mitos originados en cuanto a la medicina tradicional. Entre los mitos más comunes se dice que su carne es afrodisiaca, otra que cura el asma y también que durante el embarazo alivia malestares como los mareos. Nada de eso está comprobado.

Lo que sí está comprobado es que algunos armadillos pueden originar lepra en quienes los consumen, aun así, el armadillo se degusta en las zonas de Costa Grande, Costa Chica, Chilpancingo y Atenango del Río y demás zonas del sureste mexicano. Los armadillos prefieren lugares templados y con mar donde les sea más fácil excavar sus madrigueras.

Dijo que aunque no es recomendable comer la carne de los armadillos por temas de salud, en algunos pueblos originarios esta comida es un símbolo de identidad y entra en las costumbres y tradiciones del pueblo, por lo que no se puede mantener ilegal.

Opinó que es respetable el consumo del armadillo por temas de costumbres y tradiciones, pero esta línea delgada se rompe cuando personas ajenas al pueblo comienzan a vender de manera ilegal la carne de los armadillos. Por lo que en esta situación se consideraría delito y violencia animal.

El armadillo se consume en gran parte de la entidad en diversas formas de preparación, la más común es guisado, frito, a la parrilla y adobado, aunque en ejidos también es asado.

La especie se encuentra en peligro de extinción por la pérdida de su hábitat y porque los ejemplares son atropellados o cazados en las comunidades rurales.

Forman parte de la dieta de las poblaciones rurales, donde hay quienes los cazan para la venta en la misma colonia, ejido, donde su carne se prepara en platillos muy especiales y su caparazón se utiliza para elaborar morrales, aunque su extracción es ilegal.

Comentarios de Facebook

Compartelo:

Facebook
Twitter
Whatsapp

Sigue a La Ruta de la Garnacha en las redes sociales.

Los más Populares

Recibe las últimas noticias

Suscribete al newsletter

Recibe las noticias de lo más actual en el mundo de la garnacha.

Entradas relacionadas

Tips de salud para esta temporada de lluvia

 Esta época incrementan el riesgo de padecer enfermedades. Durante la temporada de lluvias se combinan diversos factores que aumentan el riesgo de contraer enfermedades. Algunos son la humedad,