Tips para tener los mejores pescados y mariscos en tu mesa

Facebook
Twitter
Whatsapp

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo recomendable es consumir productos de mar dos o tres veces por semana.

La primavera está a la vuelta de la esquina y con la llegada de la intensa ola de calor, así como por creencias religiosas, como la Cuaresma, los pescados y mariscos son reyes en las mesas de los mexicanos, así que aquí te damos los mejores consejos para que solo compres los mejores.

Sin embargo, es importante recordar que los productos de mar suelen ser delicados, ya que en un ambiente con temperaturas naturales pueden descomponerse rápido o por el hecho de limpiarlos o cocerlos bien pueden provocar enfermedades gastrointestinales.

Es importante tener un método para escoger en el mercado aquellos productos marinos más frescos, que nos aporten las proteínas y vitaminas necesarias para nuestro cuerpo y, por supuesto, que estén deliciosos para tener la mejor comida de mar.

1. Compra pescado fresco

A la hora de comprar pescado es importante revisar que esté fresco; una de las señales para saber si son frescos es que tenga ojos y piel brillante, escamas bien adheridas y que no tengan mal olor.

2. Ten cuidado con los mariscos

Con la compra de mariscos también hay que ser cuidadosos, pues estos son más delicados que los pescados. Por lo que, si planeas comprar moluscos, ostiones y/o mejillones, escoge los que tengan la concha bien cerrada. Esto es señal de que son más frescos.

3. No descongeles tus productos a temperatura ambiente

Si compras tus productos de mar congelados, evita descongelarlos a temperatura ambiente, pues al hacerlo se pueden desarrollar bacterias. Lo mejor es bajarlos a la parte baja de tu refrigerador y colocarlos en un recipiente hondo.

4. En Cuaresma mejor evita los cócteles

Quizás pienses que comer productos crudos como ceviche o cócteles es la mejor opción para esta temporada de Cuaresma, no obstante lo recomendable será evitarlos, ya que estos no se cuecen con jugo de limón y lo más importante, no mata las bacterias.

5. Compra productos que estén bien refrigerados

Procura comprar productos que estén en cama de hielo o en refrigeración a una temperatura menor o igual a los cuatro grados. Si los productos de mar están expuestos a temperatura ambiente, mejor no los compres.

Algo por lo que no es recomendable dejarse guiar tanto es por el olor, ya que hay pescados que tienen un aroma fuerte, como el robalo chileno.

Esperamos que los consejos anteriores te sean de ayuda, pero recuerda que existen otras alternativas para comer en la Cuaresma.

Comentarios de Facebook

Compartelo:

Facebook
Twitter
Whatsapp

Sigue a La Ruta de la Garnacha en las redes sociales.

Los más Populares

Recibe las últimas noticias

Suscribete al newsletter

Recibe las noticias de lo más actual en el mundo de la garnacha.

Entradas relacionadas