¿Conoces el caldo de piedra? Patrimonio Cultural Intangible de Oaxaca

Facebook
Twitter
Whatsapp

Cocinado con piedras de río al rojo vivo este caldo, simboliza unión, respeto y amor.

El 23 de abril del 2021, el caldo de piedra ha sido considerado como Patrimonio Cultural Intangible de Oaxaca por el Congreso de dicho estado. Esto, debido a su simbolismo como una de las comidas que más hablan sobre la cultura y la sociedad de la región del Papaloapan.

El caldo de piedra consiste en pescado, cebolla, chile, jitomate, cilantro, epazote y agua, estos ingredientes son depositados en una jícara, en donde se dejan caer piedras al rojo vivo, provocando una cocción casi instantánea. Es un plato de origen prehispánico y que se ha logrado conservar, a lo largo de tiempo. Según los historiadores solo lo consumían los altos mandos, pero actualmente es un símbolo que honra a la mujer de la región y la alianza entre los pobladores.

Su preparación es muy sencilla, pero es todo un ritual para las personas de la comunidad. El caldo de piedra es hecho únicamente por los hombres y de manera equitativa se dividen las tareas. Mientras unos van a pescar, otros preparan los ingredientes y por último están los que recolectan, lavan y calientan hasta por tres horas las piedras de río.

La historia del caldo de piedra

El Caldo de Piedra se ha preparado desde tiempos remotos, su preparación se acuña al pueblo de San Antonio del Barrio, en el municipio de San Felipe Usila, Oaxaca. El poblado de Usila se considera la capital de la Chinantla, para acceder a él hay que llegar desde Tuxtepec. Se debe tomar la carretera pavimentada que lleva a Ojitlán y a Jalapa de Díaz, luego se gira a la izquierda y después de unos 50 km de terracería se llega a Usila.

caldo-de-piedra-gourmet-2

En algunas regiones de Oaxaca le añaden otros ingredientes como camarón, cebollín y chile seco. Por último los hombres entregan la jícara con el caldo de piedra a sus esposas, madres, hermanas e hijas.

Al final, el caldo de piedra es más que una simple comida, es un platillo que representa amor, unidad y respeto.

Otra de las peculiaridades de este caldo es que no se sirve en platos, sino en jícaras. Éstas se obtienen del fruto del jícaro, son aspecto similar a una calabaza pequeña, pulposo. La corteza es leñosa y dura, por esta razón sirve para confeccionar vasijas.

Garnachero, ¿se te antoja este platillo típico de Oaxaca?

Comentarios de Facebook

Compartelo:

Facebook
Twitter
Whatsapp

Sigue a La Ruta de la Garnacha en las redes sociales.

Los más Populares

Recibe las últimas noticias

Suscribete al newsletter

Recibe las noticias de lo más actual en el mundo de la garnacha.

Entradas relacionadas