El origen de la colación, dulce mexicano presente en todos los festejos navideños

Facebook
Twitter
Whatsapp

Las colaciones es un dulce que jamás falta en las posadas.

“Ándale Pancho sal del rincón con la canasta de la colación”, cantan en las posadas navideñas mexicanas desde hace décadas, para invocar a esos dulces de colores brillantes que en esta temporada los encontramos en mercados, a veces como relleno de piñata, otras como aguinaldo. ¿Qué son esas misteriosas botanas que han estado presentes durante tanto tiempo?

No tienen una forma regular. Existen con texturas, colores, redondos, ovalados, de chocolate, rellenos de naranja, de nuez o piñón, rosas, amarillos, rojos, blancos, con anís, etcétera. Las colaciones son diversas, por lo que se requiere probarlos para saber cuáles son las mejores.

De acuerdo con el diccionario de la Larousse Cocina, las colaciones están hechas de azúcar glass y fécula de maíz, algunas tienen trocitos de cáscara de cítricos, canela o cacahuate, además suelen ser adornados en el exterior con colores brillantes como azul, amarillo, verde o rosa.

En temporada decembrina es común encontrar estos dulces en negocios en los que se venden lo necesario para las piñatas y posadas.

La versión más común sobre la creación de este dulce como lo conocemos, es el de “La Giralda”. En 1926 la española Consuelo Anaya de Pérez y su esposo Fernando Pérez García formaron la empresa de dulces llamada “Hispano-Mexicana“. Los dulces se hacían de forma artesanal y existía una gran variedad de ellos.

En los años 40’s, Consuelo y Fernando vieron a su empresa brillar con éxito. Entonces decidieron renovarla y llamarla “La Giralda“. Dicho nombre fue escogido por Consuelo para honrar un paisaje del sur de España.

Un día, Consuelo decidió hacer un dulce de salvado, que resultó ser más duro de lo normal, pero con excelente sabor. Entonces lo llamó colación. Cuando comenzó su distribución, las colaciones se volvieron un éxito y L”a Giralda” su principal productor.

Desde entonces la colación comenzó a ser parte de las fiestas mexicanas y poco a poco se arraigó en la Navidad. Aunque hoy en día se dan otros dulces en los aguinaldos, las colaciones nunca pueden faltar.

¿Garnachero, a ti te gustan las colaciones?

Comentarios de Facebook

Compartelo:

Facebook
Twitter
Whatsapp

Sigue a La Ruta de la Garnacha en las redes sociales.

Los más Populares

Recibe las últimas noticias

Suscribete al newsletter

Recibe las noticias de lo más actual en el mundo de la garnacha.

Entradas relacionadas

Tips de salud para esta temporada de lluvia

 Esta época incrementan el riesgo de padecer enfermedades. Durante la temporada de lluvias se combinan diversos factores que aumentan el riesgo de contraer enfermedades. Algunos son la humedad,