¡El pulque una bebida garnachera y clandestina!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
Whatsapp

Bebida mítica

En su origen el destilado de maguey silvestre, hace 8 mil 500 años, fue una bebida consumida por guerreros y dirigentes prehispánicos para posteriormente vivir una etapa de oscurantismo.

Base de la economía mexicana

Pues hasta finales del 1800´s, nos referimos, durante el Porfiriato,  el pulque fue base de la economía, impulso emporios que vivían de la producción, comercialización y venta de esta bebida alcohólica. Hace 100 años representaba más del 80% del mercado de bebidas alcohólicas de México.

Durante aquellos días el ferrocarril y el pulque, eran parte de la misma ruta, uno impulsaba al otro, llegando del centro de México hasta  Veracruz. Gracias al negocio del pulque familias como la Mancera, Escandón o Torres Adalid generaron grandes riquezas, al grado de abrir sus bancos comunales.

La revolución su retroceso

Es irónico pero la guerra que tuvo inicio el 20 de noviembre de 1910 no fue un suceso revolucionario para esta industria. Más bien su tumba y fue por dos razones:

1. Por la popularidad de la bebida y se empezaba a quemar siendo del grueso poblacional algo que amargó el vaso a los burgueses y; 2. El Rey del Pulque, Ignacio Torres Adalid perdió fuerza en su Cartel del destilado del Maguey a la salida de Victoriano Huerta del poder, se le acabaron los cargos públicos, las influencias y comenzaron las persecuciones en su contra y de ahí, la caída de su industria etílica.

Clandestino y rural

El Primer Jefe, Venustiano Carranza hizo valer su poder desde 1917 y con la llegada de la Constitución promulgada ese mismo año también llegó la casería de brujas hacia la industria del pulque, una batalla que tal vez  de haber sido ganada por los magnates en ese momento en contra del gobierno del Barbas de Chivo, el pulque hoy sería embotellado e industrial, tanto como el tequila.

El mismo año de la llegada de aquel presidente se cerraron muchas pulquerías y las haciendas dejaron de producirlo a gran escala

En 1940 con la Reforma Cardenista  y sus medidas agrarias fue el salto al vacío de la industria, la cual comenzó a vivir una época de oscurantismo, misma que la fortaleció, su estado de culto artesanal y ese sabor a esfuerzo en cada sorbo.

Algunos comentarios del clero, evidentemente bajo el patrocinio del gobierno, antes no casado con el gobierno, se encargaron de hacerlo más clandestino. Lo cual le dio más fuerza e identificación con la clase trabajadora e intelectual, harta del decir de las instituciones.

Durante 1940 se empezaba a fortalecer de nuevo la industria del curado e incluso el ex presidente Miguel Alemán,  le otorgo varias concesiones, magia que solo duraría 4 años, pues en 1950 con la llegada del Regente de Hierro Ernesto Uruchurtu se cerraron todos los lugares del giro nocturno en la Ciudad de México.

El renacer de la fuerza pulquera

No fue hasta los 90´s que de la mano de la cultura Punk, el pulque retomó vida y empezó a competir ahora no contra ningún institución,  sino contra la maquinaria trasnacional de la cerveza, pero justo en oposición a la cultura capital: el pulque nacional, empezó a abrirse puertas contra la industria de la cebada.

 

Gracias a la Pulquería Insurgentes y al Under, ambos bares dedicados a la cultura del maguey silvestre, fue que dicha bebida regreso del pueblo a comercializarse en la Ciudad de México.

En la Ruta de la Garnacha nos encanta el pulque y esperamos pasando la pandemia siga estando vigente y no desaparezca esas más de 50 pulquerías que hoy engalanan la Ciudad de México con sabor. tradición clandestinamente deliciosa:

Redacción: @Mochilango

 

 

Comentarios de Facebook

Compartelo:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
Whatsapp

Sigue a La Ruta de la Garnacha en las redes sociales.

Los más Populares

Recibe las últimas noticias

Suscribete al newsletter

Recibe las noticias de lo más actual en el mundo de la garnacha.

Entradas relacionadas