¡La riqueza garnachera de Tepito!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
Whatsapp

El rico y extravagante Tepito

Considerado como uno de los barrios más populares, emblemáticos y bravos de la CDMX, Tepito es uno de los lugares más importantes de México donde se centra  la combinación desde la marginalidad y pobreza hasta una identidad barrial que no se puede comprar con otra (culturalidad e identidad tepiteña).

Entre sus tianguis, mercados, calles y esquinas, los olores, colores y sabores de su comida no pueden pasar desapercibidos haciendo de esto, un punto de encuentro culinario y gastronómico de origen meramente humilde.

Es por eso que hoy hablaremos sobre este mito vivo, la historia y surgimiento del barrio, las maravillas culinarias que nos puede ofrecer y la importancia de su gastronomía en la cultura que te quedaras con el antojo.

Bravura tepiteña

Los inicios del barrio que hoy conocemos se remontan hacia 1901, donde por decisión del ayuntamiento de la Ciudad de México, movieron de y reubicaron a cientos de ayateros (personas dedicadas a la venta e intercambio de bienes, entre otras palabras, a la fayuca) de distintas localidades a Tepito, e intentaron replicar el sistema de vecindades del centro histórico.

En 1950 se convirtió en uno de los centros comerciales informales más grandes de México, donde albergó a comerciantes y mercaderes desalojados de distintas localidades, al mismo tiempo el gobierno quiso implementar programas de comercio e infraestructura para poder cambiar “la mala imagen” que el gobierno percibía del barrio, sin embargo no obtuvieron éxito,  ya que el ambulantaje y su forma de vivir no se doblegaron con estas situaciones, al contrario se reforzaron cada vez más.

Llegando la globalización, el barrio empezó a comerciar cualquier artículo que uno se pudiera imaginar, utilizando las calles como su mercado y las vecindades como bodegas, dando la identidad ruda y de resistencia que hoy en día conocemos. !Que duro es Tepito!

Culinaria de barrio

La infinita gastronomía de Tepito fue creada a partir de la necesidad de elaborar platillos rápidos, sencillos, deliciosos y baratos, donde se aprovecha al máximo todas las proteínas que pasan por la cocina, desde los órganos, menudencias, huesos, grasas, músculos, y demás partes que no son de agrado en general, convirtiéndolos en deliciosos manjares que además de ser nutritivos para quien lo consume, son baratos y fáciles de hacer. ¿Crees que esto sea extravagante?

Entre gorditas, tlacoyos, tostadas, tacos, tortas y demás garnachas que son perfectas para combinar estos ingredientes, Tepito ha formado una gastronomía que es del pueblo y es para el pueblo. Dejando a un lado la violencia, inseguridad y ambiente rudo, podemos encontrar cocineras y cocineros que dan todo por alimentar al prójimo, por deleitar al paladar hambriento y crear un ambiente de hermandad por medio de la comida.

Para recorrer Tepito

Lo primero que se recomienda es comprar una micheladas (no importa si también se te antoja un cerillito o pitufo, pantera rosa, cuba, agua loca, mojitos, quemaditas, piña colada,  tepache, suerito, petróleo, o lo que sea, cualquier cosa es buena) ya que las lonas hacen que de más calor de la mala.

Una buena entradita consideramos que tienes que probar unos tacos de hígado (donde no puede faltar ese anuncio que menciona no aceptar billetes de 200 y 500, mucho menos de mil) que pueden llegar a costar siete pesos, con sus respectivos complementos como salsas, limón, cebolla, cilantro, etc. Entre la calle romero y Tenochtitlan albergan los mejores puestos de tacos de Tepito.

Algo que no te puedes perder es uno de los platillos más emblemáticos de Tepito: las migas de la Güera ubicadas en Toltecas 12, Tepito, Morelos, Cuauhtémoc, 06200 Ciudad de México, CDMX. Tan solo imagina: un caldo de pan blanco con huesos y restos de carne, con un pequeño grado de picor, orégano, lechuga, tortillas, de hecho algunos piden solo puro hueso donde los buenos modales en la mesa, aquí no entran.

Si lo tuyo son las flautas, te recomendamos los tacos de la suerte ubicados en: Matamoros 149, esquina Tenochtitlán, y se llaman de la suerte porque suerte es la que vas a necesitar ya que es uno de los locales más frecuentados por la gente, al ser flautas de carne deshebrada y de papa servidas con una gran cantidad de lechuga, queso, crema, etc. que hacen de tu estadía todo un deleite.

 Las cabezas de pollo asadas, es un platillo poco conocido pero recomendado para comer en Tepito, y el local de doña mary ubicado en Fray Bartolomé de las Casas S/N, esquina Aztecas, son la mejor parada para comer, tan solo piensa: cabezas de pollo fritas con tortillas para poder agarrar bien la carnita, junto con algunas salsas son la maravilla. Igual si quieres algo más fuerte, te recomiendan comer los sesos y ojos del ave, solo que no todos son expertos en poder comerlos.

¡Que sabroso! ¿No lo crees? ¿Cuál es tu platillo favorito? ¿Qué bebida acompañarías tu caminar? ¿Qué lugar nos recomendarías visitar? Escríbenos en los comentarios tus respuestas y mientras piensas, te recomendamos ver el siguiente video donde nos adentramos en las entrañas de Tepito y porbamos la maruchan de suadero:

@elwerecruz

Comentarios de Facebook

Compartelo:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
Whatsapp

Sigue a La Ruta de la Garnacha en las redes sociales.

Los más Populares

Recibe las últimas noticias

Suscribete al newsletter

Recibe las noticias de lo más actual en el mundo de la garnacha.

Entradas relacionadas